RUTA / MEMORIA SANITARIA

DEL TERREMOTO DE 1939

VERTIENTE DEL BARRIO

SANTA ELVIRA

La vertiente del barrio Santa Elvira fue clave para los sobrevivientes de la catástrofe que arrasó con la ciudad. Personas de distintas partes de Chillán y de los sectores vecinos se abastecieron de agua, recurso limitado tras el terremoto. La destrucción causada por este llegó a tal nivel, que muchas de las infraestructuras de servicios básicos de Chillán quedaron completamente anuladas para su funcionamiento, entre ellas el agua potable, elemento vital no sólo para garantizar las atenciones de emergencia en la zona, sino también para evitar posibles segundas emergencias a manos de epidemias e infecciones.

LOGO_BLANCO.png